VERTICALIDAD

Entre ellos figuran las torres Reforma, Chapultepec Uno, BBVA y Mayor, todas con más de 200 metros de altura y un promedio que supera los más de 220 metros de altura.
Desde que el distanciamiento social inició, mismo que aún no termina dado que el semáforo sanitario de la Ciudad de México (CDMX) se encuentra aún en color naranja, especialistas han manifestado los retos que enfrentan este tipo de edificaciones.
Todos con grandes concentraciones de personas, además de estar sujetos por su diseño vertical a un modelo de movilidad restringido a los elevadores, considerados internacionalmente como los sitios de mayor contagio.

Esta circunstancia abrió la puerta a la necesidad de procesos de nueva señalización para el flujo de empleados y visitantes, sanitización, así como la integración de tecnología touchless. Todo integrado a costos operativos anteriormente impensables antes de la pandemia.
La movilidad es un aspecto clave ante los elevados flujos de visitantes y el tiempo que tomaría los accesos en jornadas regulares de trabajo.

Privacy Preference Center

X